Para recordar

Estas compañeras nos recuerdan el dolor, sufrimiento, injusticia, tragedia, rabia , desesperación, venganza, muerte, vencidos, gloria, vencedores y un sinfín de vocablos que siempre acompañan a la palabra guerra.  Para que no olvidemos ni enterremos lo que genera y evitar así todo tipo de justificación y apoyo a ELLA.

Dos pruebas de ello son

El soldado y la niña, de Jordi Sierra i Fabra.

La niña empieza a hablar con el soldado haciéndole reflexionar sobre lo que está haciendo. El soldado repasa con la niña todas las justificaciones y razones que sus jefes le han dado para convencerle de que la guerra que está combatiendo es justa: patriotismo, heroismo, libertad.

Jordi Sierra supo expresar en este libro un terror superior incluso a los relatos del mismísimo Allan Poe.

Los girasoles ciegos, de Alberto Méndez

Sabiendo ahora lo que sabemos de Carlos Alegría, podemos afirmar que durante el tránsito entre las dos trincheras sólo escuchó el alboroto de su pánico. Todos los ruidos, todas las explosiones, todos los gritos, fueron absorbidos por el silencio de la noche. Madrid estaba al fondo como un escenario, salpicando la tibieza del aire con los perfiles de una ciudad apagada que la luna dibujaba a su pesar. Madrid se agazapaba.

Para que veáis que estos horrores sucedieron y  suceden de la mano de terribles dictadores siendo capaces de arrebatar la inocencia de un niño.

De miedo…

Después de la festividad de las letras gallegas, de pasear por el Courel y conseguir que nuestro espíritu alcanzase una gran armonía, toca la hora de cambiar radicalmente de estilo para ello contamos con unas amigas realmente terroríficas,  que son capaces de conseguir que en unos instantes sintamos un gran escalofrío.

Dos pruebas de ello son:

El pozo y el péndulo. Edgar Allan Poe.

Sentía náuseas, náuseas de muerte después de tan larga agonía; y, cuando por fin me desataron y me permitieron sentarme, comprendí que mis sentidos me abandonaban. La sentencia, la atroz sentencia de muerte, fue el último sonido reconocible que registraron mis oídos…Me había desmayado, pero no puedo afirmar que hubiera perdido completamente la conciencia. No trataré de definir lo que me quedaba de ella, y menos describirla; pero no la había perdido por completo. En el más profundo sopor, en el delirio, en el desmayo… ¡hasta la muerte, hasta la misma tumba!, no todo se pierde.

Aire frío. Howard Phillips Lovecraft

En la primavera de 1923 había conseguido un trabajo rutinario y mal pago en una revista de la ciudad de Nueva York; y viéndome imposibilitado de pagar un sustancioso alquiler, me mudé de una pensión barata a otra que reuniera las cualidades mínimas limpieza, un mobiliario decente y un precio lo más razonable posible.

Como siempre,  puedes encontrarnos en Bibliotecas Municipales A Coruña

Y por si os animais con los relatos de terror aquí os dejamos unas propuestas.

En esta, vosotros mismos podeis dejar huella con alguno de vuestros relatos más terroríficos.

Y en estas otras podréis leer un sinfín de relatos de terror.

As letras en festas

novo

As nosas amigas do Courel están preparando a celebración do Día da Letras Galegas,  para homenaxear a Uxío Novoneyra, premio otorgado pola Real Academia Galega.

Carballos, castiñeiros, bidueiros e  salgueiros do Courel todos celebran o día de Novoneyra o cal atopou neles e no seu entorno tódalas sensacións que máis tarde deixou plasmadas nos seus poemas.

novo 1

Terras outas e soias!
Serras longas mouras!
Eu son esta coor de soedá
Ancares soñados co lonxe!
Penas de Marco de Meio Mundo en ringuileira do
Candedo ás Moás!
Alto da Lucenza Formigueiros Montouto Pía-Páxaro
Tesos cumes do Courel! Pobos probes
Ardidos de tristura mouros de queimados!
Lor ruxindo polo val pecho!
Ucedo e ucedo!
Fontiñas outas
penedos
carrozos escuros
fragas agros soutos e devesas! Labregos e pastoras
que soio vistes
istes tesos e máis estes vales!
Aturula a curuxa e canta o cuco
Medindo o tempo quedo que se para na cor e tornándose
Contra un ven cravarse no sitio onde máis se sinte!
Serra aberta (Os eidos 2)

Como siempre,  puedes encontrarnos en Bibliotecas Municipales A Coruña

La bella Matute encantada

Después de un mes hemos encontrado numerosas y jóvenes  amigas que quieren hacerse un hueco en nuestro blog.

La primera y más entusiasta  en participar la Bella durmiente de Ana María Matute

Había una vez un rey y una reina que estaban tan afligidos por no tener hijos, tan afligidos que no hay palabras para expresarlo. Al fin, sin embargo, la reina quedó embarazada y dio a luz una hija. Se hizo un hermoso bautizo; fueron madrinas de la princesita todas las hadas que pudieron encontrarse en la región (eran siete) para que cada una de ellas, al concederle un don, como era la costumbre de las hadas en aquel tiempo, colmara a la princesa de todas las perfecciones imaginables.

Como siempre,  puedes encontrarnos en Bibliotecas Municipales A Coruña

Encantadas con: Cervantes

Después de un mes, por fín ha finalizado nuestro encantamiento.

Pero no os preocupeis que no venimos con las manos vacías, os traemos un cuento de Cervantes que esperamos que os “encante”.

Os dejamos con un pequeño fragmento del capítulo XXIX. De la famosa aventura del barco encantado del Quijote.

Por sus pasos contados y por contar, dos días después que salieron de la alameda, llegaron don Quijote y Sancho al río Ebro, y el verle fue de gran gusto a don Quijote, porque contempló y miró en él la amenidad de sus riberas, la claridad de sus aguas, el sosiego de su curso y la abundancia de sus líquidos cristales, cuya alegre vista renovó en su memoria mil amorosos pensamientos.

Como siempre, puedes encontrarnos en Bibliotecas Municipales A Coruña