La primavera la oxitocina altera…

Como la risa, otro de los ingredientes fundamentales en nuestra vida es el amor, presente en todos los rincones del mundo y las diversas culturas.

Nuestras amigas más románticas nos cuentan historias de amor que perduraron durante siglos, algunas nos dan recetas para conseguir el amor y mantenerlo, otras nos hablan de historias de amores imposibles y desgraciados pero todas ellas siempre vigiladas bajo la atenta mirada de los distintos dioses del amor: Afrodita, Venus, Cupido, Innana, Hathor, Astarté, Eros…

Prueba de ello: Afrodita de Isabel Allende.

Alguien dijo que la conversación es el sexo del alma…
Una de aquellas mañanas de café y crujientes calorías, le confesé
a mi amigo uno de mis extraños sueños eróticos, en el cual yo era
una matrona de Rubens, sólo que más anciana, saltando desnuda
como un hada obesa en un jardín encantado, donde crecían
espárragos altos como árboles, carnosas callampas, temibles
berenjenas y toda suerte de frutos mórbidos que goteaban una
miel espesa y dorada.

Y otra prueba de amor en forma de adaptación de una leyenda china…Los amantes mariposa de Benjamin Lacombe

Anuncios