Desaparecen las palabras…

Muere el hijo del escritor y periodista Javier Sicilia

FUENTE de Javier Sicilia

“El mundo ya no es digno de la palabra
nos la ahogaron adentro
como te asfixiaron
como te desgarraron a ti los pulmones
y el dolor no se me aparta
sólo queda un mundo.”

“Por el silencio de los justos
sólo por tu silencio y por mi silencio, Juanelo
el mundo ya no es digno de la palabra,
es mi último poema, no puedo escribir más poesía…
la poesía ya no existe en mí”.

******

 El sobreviviente

Toda ausencia es atroz

y, sin embargo, habita como un hueco que viene de los muertos,

de las blancas raíces del pasado.

¿Hacia dónde volverse?;

¿hacia Dios, el ausente del mundo de los hombres?;

¿hacia ellos, que lo han interpretado hasta vaciarlo?

¿Hacia dónde volverse que no revele el hueco,

el vacío insondable de la ausencia?

Hacia ellos, los muertos, que guardan la memoria

y saben que no estamos contentos en un mundo interpretado.

Mas las sombras, las sombras que la interpretación provoca

y nos separa de ellos,

las sombras con su viento todo lleno de la abierta ventana hacia el espacio,

las sombras donde no hay anunciación

trabajan nuestro hueco.

¿Será que ya no hay nada atrás de ellas,

o el oscuro dolor por nuestros muertos

–como el amanecer que empieza a medianoche,

a la hora más oscura de la noche–

anuncia su retorno en el sigilo?

¿No es tiempo de encontrarlos nuevamente

donde nada parece retenerlos,

así el roshi descubre el todo en el vacío que no contiene nada?

Tal vez sí, porque sus voces vienen de lo oscuro,

de su vacío vienen

como un rumor de río en un riachuelo,

como un dulce reclamo imperceptible,

como una tenue estrella entre las sombras

vienen sus voces, vienen desde lejos.

Óyelas, corazón, como sólo los mojes sabían escucharlas

atendiendo en el rezo su incesante llamado

con los pies en la tierra.

Así los escuchaban,

escuchando el arriba y el abajo,

preservando en sus tumbas el suelo que habitaron con nosotros.

No es así que tú puedes escucharlos en el espacio en sombras de un mundo interpretado.

Pero escucha la queja de lo Abierto,

el mensaje incesante, esa advertencia que viene desde lejos,

ese rumor tan suave que casi nadie escucha

y llega a ti de todas las iglesias,

como si en esas piedras, que guardan la memoria de los muertos,

habitara la llama de su estar con nosotros,

de su sola presencia en la resurrección

y descorriera un poco nuestras sombras.

Porque es difícil vivir en un mundo sin ellos,

difícil no sentir a nuestros muertos alimentando las obras de los hombres;

difícil no seguir sus costumbres, que apenas conocimos;

difícil habitar en las sombras

como un alucinado que repentinamente recobra la memoria

para luego volver a su intemperie;

difícil ver aquello que los hacía nuestros flotar en el espacio y diluirse.

Estar vivo es penoso,

y nosotros, nosotros, que los necesitamos con sus graves secretos,

nosotros, que sabemos que no podrán volver a un mundo interpretado,

a veces escuchamos, como un ligero viento, ascender de las sombras

la música primera

que forzando la nada trajo a Eurídice al mundo;

una nota tan tenue, tan pura como el Cirio

que promete su vuelta en medio de las sobras

y nos trae el consuelo.

La red social… ¡Caralibro!

2003 – Facemash.


Antes de existir Facebook, Mark había fundado Facemash  en  octubre de 2003 mientras cursaba su segundo año de carrera, empezó a desarrollar programas como el Coursematch,  que permitía a los estudiantes ver la lista de otros compañeros de clase, o una web en la que se podía calificar a las estudiantes de la universidad, Facemash.com,  era un sitio que  mostraba dos fotos de personas, par a par, dónde el usuario debería votar por una de las persona.  Las fotos de los estudiantes eran obtenidas luego de ingresar a la base de Harvard. Esto produjo un incidente que llamo la atención del periódico escolar de Harvard “The Harvard Crimson“ y que casi  cuesta la expulsión a su creador.  En el momento que Facemash se puso en marcha, Harvard no tenía su propia lista de estudiantes o algo similar.  El sitio de Mark se convirtió rápidamente en un éxito, obteniendo 450 visitantes y 22.000 vistas a fotos en tan sólo unas horas.  Sin embargo Harvard cerró el sitio y acuso a Mark de haber violado la seguridad e invadido la privacidad.

2004 – TheFacebook.

En enero de 2004, Mark  Zuckerberg comenzó a codificar un nuevo sitio web llamado Thefacebook.  Para su creación se inspiró en un artículo de prensa que hablaba sobre el incidente de Facemash, en el que el periódico declaró que podía haber muchos beneficios derivados de un sitio web centralizado. Thefacebook fue lanzado el 4 de Febrero de 2004 y en tan sólo 24 horas se habían registrado 1500 estudiantes. En marzo del mismo año Zuckerberg y su equipo se expandieron a otras escuelas de la Ivy League y poco después al resto del país, y finalmente a todo el mundo.  El paso siguiente fue quitar el “The” del dominio y adquirir en 2005,  el dominio facebook.com.

2005 – Facebook.

Mark Zuckerberg y Eduardo Saverin no encajaban dentro de los cánones sociales de la Universidad de Harvard. Tímidos, poco agraciados físicamente y sin apellidos ilustres, sus compañeros les daban la espalda y, con ello, se esfumaba toda posibilidad de relacionarse con la mitad femenina del campus. Resignados, se refugiaban en sus ordenadores y en sus clases de matemáticas. Eran dos auténticos friquies.

Una noche, en la que como otras tantas volvía sólo a su habitación, Mark Zuckerberg entró en los servidores de la universidad y copió los archivos del directorio de estudiantes, llamado facebook en inglés. Eliminó los nombres y las fotografías de los chicos y lo volvió a colgar en Internet, no sin otra pequeña modificación: los estudiantes podían puntuar el aspecto físico de cada una de las chicas. El experimento estuvo a punto de costarle la expulsión de la Universidad, algo que no le hubiera preocupado en absoluto porque acababa de crear el embrión de lo que en unos pocos meses iba a convertirse en Facebook, la red social más popular del mundo.

Es una historia novelada en la que las fiestas locas, el sexo con mujeres despampanantes, el talento de sus fundadores, el dinero de los inversores y la traición entre amigos acaban conformando un relato muy poco habitual de la fundación de una empresa, al tiempo que constituye una lectura compulsiva sobre la pérdida de la inocencia de una generación que ha hecho de las redes sociales su hábitat natural.

                                                                                   ******

I+D

– La historia de Facebook vista desde adentro.

– El impacto de Facebook en la evolución humana.

– Ejemplo de redes sociales para niños.

– “Facebook tiene tanto peso como el currículum en el proceso de selección”.

– 2504 pasos para cerrar una cuenta de Facebook.

– Las críticas de Facebook.

– Instrumento de un movimiento democratizador.