De las tabletas al eBook

Las tabletas de arcilla constituyeron los libros de los sumerios ,creadores de una de las primeras civilizaciones superiores. También las usaron otros pueblos mesopotamicos anteriores a Cristo y continuadores de las tradiciones sumerias.  Usaron estos pueblos , ademas tabletas de madera y marfil enceradas, en las que se escribía con un punzón o estilo duro.
Recientemente se ha descubierto la biblioteca más antigua, la de Ebla en cuyos fondos sólo ha aparecido un relato militar. Su descubrimiento se debe a una expedición italiana, que inició sus excavaciones en 1964 y que en 1975 descubrió en el palacio dos habitaciones  con 17.000 fragmentos de tabletas que equivalen aproximadamente a unos 4000 documentos. En la más pequeña de las dos, los documentos eran de carácter econocómico; en la más grande, el contenido era diverso: textos administrativos, legales, históricos, religiosos y lingüísticos, al servicio del soberano y de los 18000 escribas que vivían en la ciudad. Adosadas a las paredes había estanterías de madera, donde se colocaban las tabletas de acuerdo con su forma y contenido. Las dimensiones medias eran de 20×20 cm, pero las hay de 20×40. Suelen tener 1500 líneas, distribuidas en 30 columnas de 50 líneas cada una. Para su pronta identificación, una leyenda en el lomo, como en los libros modernos, indicaba su contenido.

A mediados del siglo XIX los arqueólogos descubrieron la antigua capital Asiria de Nínive (que hasta entonces sólo era conocida por el Antiguo Testamento) y hallaron en las ruinas del palacio de Assurbanipal una biblioteca con los restos de alrededor de 25,000 tablillas de arcilla. Algunas hablan de asuntos cotidianos, aspectos laborales o comerciales, otras conforman los Anales Reales; otras son literatura sagrada o textos canónicos escritos en sumerio y traducidos después al acadio (primera lengua semita) y posteriormente a otras lenguas. El libro perdido de Enki, es la traducción literal del contenido de catorce tablillas sumerias  que formaban un conjunto de libros y fueron titulados así por Zecharia Sitchin.

Libro perdido de Enki

Los libros son para usarse; así enuncia Ranganathan la primera de sus cinco leyes.

  1. Los libros son para usarse
  2. Para cada lector, su libro
  3. Para cada libro, su lector
  4. Ahorre tiempo a los lectores
  5. La biblioteca es un organismo que crece

Las nuevas tecnologías de información y comunicación han sido extendidas al Web y reinterpretadas como Las Leyes de Gorman, en el contexto de las bibliotecas de hoy y del futuro. (Crawford & Gorman, 1995).

  1. Las bibliotecas sirven a la humanidad
  2. Respete todas las formas en que se comunica el conocimiento
  3. Use la tecnología de forma inteligente para mejorar el servicio
  4. Proteja el acceso libre al conocimiento
  5. Respete el pasado y ayude a crear el futuro

Con estos antecedentes, pasamos a enunciar las Cinco Leyes del Web

  1. Los recursos del Web son para usarse
  2. Para cada usuario su recurso web
  3. Para cada recurso web su usuario
  4. Ahorre el tiempo del usuario
  5. El web es un organismo que crece

Como era de esperar a finales de la primera década del siglo XXI , las tabletas de arcilla o marfil evolucionaron a dispositivos  electrónicos, llamados eBooks.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s