Manifestación pública a favor de la lectura

Si piensas que la lectura es algo atractivo, necesario, divertido, que cura, que ayuda, que… Si piensas que es un preciado tesoro que hay que conservar, potenciar, reivindicar… no faltes!!! 
Un año más vez en la ciudad el GRAN CORO LECTOR!

Un año más, enmarcado en las celebraciones con motivo del Día del Libro,  las Bibliotecas Municipales de A Coruña organizan una manifestación a favor de la lectura, “Todos a una: leyendo juntos”, en donde pretendemos una imagen ilídica: toda una ciudad leyendo al mismo tiempo.

Tomad nota, os vemos el Lunes a las 19.00 para leer durante unos minutos en favor de la lectura, todos a una!

Y si todavía tuvieras dudas, mira nuestra última “QUEDADA”

 

APRILIS-ABRIR-ABRIL

La etimología de abril es dudosa. Su nombre en latín era aprilis. Se ha querido relacionar con el verbo aperire ‘abrir’ a través de una supuesta forma aperilis. La explicación es que en este mes la primavera abre la tierra, las flores, etc.

Por nuestra parte queda abierto este mes con estas lecturas que os dejamos, para abrir vuestro…

       La tortuga gigante

Vivía solo en el bosque, y él mismo se cocinaba. Comía pájaros y bichos del monte, que cazaba con la escopeta, y después comía frutas. Dormía bajo los árboles, y cuando hacía mal tiempo construía en cinco minutos una ramadal con hojas de palmera, y allí pasaba sentado y fumando, muy contento en medio del bosque que bramaba con el viento y la lluvia.

La noche boca arriba. Julio Cortázar

Y salían en ciertas épocas a cazar enemigos; le llamaban la guerra florida

A mitad del largo zaguán del hotel pensó que debía ser tarde, y se apuró a salir a la calle y sacar la motocicleta del rincón donde el portero de al lado le permitía guardarla. En la joyería de la esquina vio que eran las nueve menos diez; llegaría con tiempo sobrado donde iba. El sol se filtraba entre los altos edificios del centro, y él -porque para sí mismo, para ir pensando, no tenía nombre- montó en la máquina saboreando el paseo. La moto ronroneaba entre sus piernas, y un viento fresco le chicoteaba los pantalones…