Poeta y mujer, o mejor aún, mujer y poeta

Hoy celebramos el Día de la Poesía con una mujer que nació poeta, Gloria Fuertes que además este año se conmemora el centenario de su nacimiento.

Nací para poeta o para muerto…  

Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
—supervivo de todos los naufragios—,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.

Nací para puta o payaso,
escogí lo difícil
—hacer reír a los clientes desahuciados—,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.

Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
—no ser apenas nada en el tablado—,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.

 

Al borde

Soy alta;
en la guerra
llegué a pesar cuarenta kilos.

He estado al borde de la tuberculosis,
al borde de la cárcel,
al borde de la amistad,
al borde del arte,
al borde del suicidio,
al borde de la misericordia,
al borde de la envidia,
al borde de la fama,
al borde del amor,
al borde de la playa,
y, poco a poco, me fue dando sueño,
y aquí estoy durmiendo al borde,
al borde de despertar.

Yo

Yo,
remera de barcas
ramera de hombres
romera de almas
rimera de versos,
Ramona,
pa´servirles.

Los versos más desconocidos de Gloria Fuertes llegan al rap con “Sola en la sala”, el primer álbum de Eskarnia, un “recorrido” a través de la vida de Fuertes, para rendir homenaje a la lírica adulta de la poeta madrileña en el centenario de su nacimiento.