Manuel María: Día das Letras Galegas 2016

Como cada ano, e como cada día, sumámonos a esta iniciativa de honra das nosas Letras e da nosa Lingua con un sinfín de actividades nas nosas bibliotecas e unha antoloxía de materiais que vos permitirán achegarvos á figura de Manuel María para levar en préstamo.

A06FC5A8-1C98-4771-9F1D-28C464D6DDD6_zps2lewtc0mManuel María; (Outeiro de Rei 1929 – A Coruña 2004)

Eu son de Outeiro de Rei,
viliña da Terra Chá,
onde aprendín a viver
e a soñar con libertá.

Teño dous grandes amigos
de trato noble e sinxelo:
¡o caudaloso Pai Miño
e o regato de Cepelo…!

Vivín en Lugo algúns anos,
conseguín ser bachiller
e gastei a adolescencia
en troulear e escreber.

En Lugo atopei, pra sempre
o meu amor, que é Saleta:
¡comigo a vida non puido
ser máis xentil e perfecta!

Casamos. Quixo o destino
-ou cecáis a nosa sorte-
que levemos moitos anos
con residencia en Monforte.

Nós sempre fomos galegos
sinxelos e verdadeiros,
soñadores, trotamundos,
editores e libreiros…

Profesión…¡procurador!
Ando a exercer como tal
pro sempre usei dese oficio
dun xeito limpo e cabal.

Hai quen dí que son autor
prolífico e incontinente.
¡Ben o sinto! ¡E teño mágoa
de non ser máis competente!

Pra que os leades na casa
e os disfrutedes na escola
escribín con moito amor,
os meus Soños na gaiola.

E aquí sigo: ledo, ufano,
satisfeito de estar vivo.
Mentras o tempo me gasta:
¡paseo, leo e escribo…!

Anuncios

Ella siempre lo entiende todo

de Luis Ramiro. Del libro “Rojo Chanel”

 

Ha pasado tanto tiempo que apenas puedo recordar el comienzo.

Fueron largas noches de dormir abrazados,
de lamer sus pechos como un cachorro de gatos,
de besarnos en cada plaza, en cada esquina, en cada cielo.

Acariciar su piel era acariciar el mundo,
olerla era empezar a conocer la vida,
mirarla era ver pasar por sus ojos azules todos los finales
de película, todas las luces que se encienden de madrugada
en edificios dormidos, toda la verdad que se esconde
en los hombres que aún tiene sueños por los que llorar.

En aquella época viajamos juntos a países invisibles,
siempre de la mano, indivisibles, sintiendo las miradas
de admiración ante aquel amor absoluto. El nuestro.

Sobrevolamos juntos bosques amarillos,
océanos de plata,
volcanes cubiertos de mermelada.

Vimos animales que nunca existieron,
seres de otros mundo nos abrieron las puertas de sus casas
de par en par,
nos dieron de comer frutas de aire,
carne de nube,
sopa de estrellas.

Y de golpe, sin darnos cuenta, nos fuimos perdiendo el uno al otro. Nos
convertimos en lo que nunca habríamos imaginado:
dos desconocidos. La rutina nos invadió implacablemente.

Comenzaron las peleas, los gritos a destiempo, el desamparo.

Y aparecieron otras mujeres.
Y salté sin red hacia otros cuerpos.

Y viví en mil casas, en otras vidas. Escribiendo canciones
y dejando el corazón debajo de otras camas. Conocí por fin el
miedo al miedo,  el hambre al hambre, la soledad inconsolable,
el sentirme muerto en mitad de la avenida. “Así debe ser la
vida en realidad” pensé. Y seguí adelante como todos seguimos
adelante, buscando restos de felicidad entre las brasas de un
pasado que ya se había apagado hacía muchos muchos años.

Pero ella, seguía allí, desde la distancia, contemplando el devenir de mi vida. Rezando a ningún Dios, cada noche, por mí.

Ahora, después de todo lo vivido, cuando nos vemos, sabe
quién soy tan sólo con mirarme a los ojos, sabe qué me ocurre
simplemente por el tono de mi voz.

Ella no quiere que vuelva,
porque sabe que nunca me fui del todo.

Y, aunque no le diga “Te quiero” lo suficiente,
ella puede entenderlo. Siempre lo entiende todo.

Y, pase lo que pase, nunca la llamaré por su nombre,
nunca la trataré de usted.

Me dirigiré a ella de la única forma posible.

La única forma que tengo de llamarla:

Mamá.

madre-hija-klimt

Las Tres Edades de la Mujer. Gustav Klimt

Nuestro adiós a Xosé Neira Vilas

1280px-Neira_Vilas_no_IES_M._G._BarrosEl escritor gallego Xosé Neira Vilas, inmortal por su acercamiento a la infancia, a los niños del campo y a los “nadie”.
La semana pasada nos dejaba este escritor gallego, autor de “Memorias dun neno labrego”, el libro más leído en la historia de la literatura gallega. Como el bien dicía: “Un hoxe vale máis que dúas mañás”.

Dende Gres. Xosé Neira Vilas

Vou e veño

Vou e veño aldea adiante
polos vellos camiños,
sobre a ponte,
pola beira do río,
por entre pexegueiros e bacelos,
coma naqueles días,
de pínfano e estornela,
tripando o mesmo chan inmemorial,
ollando os montes
que se erguen protectores
ó meu redor.

Vou e veño
oíndo a vella fala, uliscando recendos
que ascenden a memoria,
remoendo lembranzas,
recuando nos días
para que as contas canxen…
E na derradeira
sinto
que o mundo non dá voltas,
que o tempo non é certo,
que todo permanece.
Eternamente.

Nuestro más sincero adiós a este gran escritor.

Nuestro adiós a Javier Krahe

SONY DSC

El pasado domingo día 12 nos dejó el Javier Krahe, cantautor satírico y conocido como el  juglar moderno, un poeta de la noche y de la vida.

Conocéis su cancionero? Para los que no conozcáis ningún tema suyo os dejamos con una de sus canciones; Auténtica y total.

Por si acaso al naufragar
ya no puedo con mis huesos,
precavido con la mar
llevo siempre un salvabesos,
por lo que pueda pasar.

Para conocer más canciones de su discografía podéis consultar nuestro catálogo y acercaros a cualquiera de nuestras Bibliotecas Municipales para llevarlos en préstamos.