100 años del nacimiento de Julio Cortázar

Julio CortazarEste año se cumplen 100 años del nacimiento de uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo, Julio Cortázarmaestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general.

Julio Cortázar explicó en varias ocasiones cómo el nombre cronopio se le había ocurrido por primera vez en el Théatre des Champs-Élysées de París como resultado de una visión fantástica de pequeños globos verdes flotando alrrededor en el semi-vacío teatro. A propósito en sus relatos, evita dar una descripción física precisa de los Cronopios y se suele referir a ellos como “seres verdes y húmedos”.
En general son representados como criaturas ingenuas, idealistas, desordenadas, sensibles y poco convencionales, en contraste con los “Famas” que son rígidos y organizados; y las “Esperanzas”: simples, indolentes y algo ignorantes.

VIALIDAD

Pintura de Eva Holz “Cronopios”

Un pobre cronopio va en su automóvil y al llegar a una esquina le fallan los frenos y choca contra otro auto. Un vigilante se acerca terriblemente y saca una libreta con tapas azules.
-¿No sabe menejar, usted?- grita el vigilante.
El cronopio lo mira un momento, y luego pregunta:
-¿Usted quién es?
El vigilante se queda duro, echa una ojeada a su uniforme como para convencerse de que no hay error.
-¿Cómo que quién soy? ¿No ve quién soy?
-Yo veo un uniforme de vigilante- explica el cronopio muy afligido-. Usted está dentro del uniforme pero el uiforme no me dice quién es usted.
El vigilante levanta la mano para pegarle, pero en la mano tiene la libreta y en la otra mano el lápiz, de manera que no le pega y se va adelante a copiar el número de la chapa. El cronopio está muy afligido y quisiera no haber chocado, porque ahora le seguirán haciendo preguntas y él no podrá contestarlas ya que no sabe quién se las hace y entre desconocidos uno no puede entenderse.-

EUGENESIA

Pasa que los cronopios no quieren tener hijos, porque lo primero que hace un cronopio recién nacido es insultar groseramente a su padre, en quien oscuramente ve la acumulación de desdichas que en día serán la suyas.
Dadas estas razones, los cronopios acuden a los famas para que fecunden a sus mujeres, cosa que los famas están siempre dispuestos a hacer por tratarse de seres libidinosos. Creen además  que en esta forma irán minando la superioridad moral de los cronopios, pero se equivocan torpemente pues los cronopios educan a sus hijos a su manera, y en pocas semanas les quitan toda semejanza con los fama.

DISCURSO DEL OSO

Si quieres conocer alguno de estos cronopios puedes consultar nuestro catálogo en línea y llevarlo en préstamo en cualquiera de nuestras bibliotecas municipales

Catálogo

Low Cost


No las desahucies por ser Low Cost

 

El emigrante

-¿Olvida usted algo? – Ojalá.”

Autor: Luis Felipe G. Lomelí.

400_F_1688521_zlwG5yHxmkv1PNhVyHkHjuEYs7n3aO

 

El dinosaurio

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

Autor: Augusto Monterroso

400_F_1688521_zlwG5yHxmkv1PNhVyHkHjuEYs7n3aO

¿Quién ha visto el viento?

 ¿Quién ha visto el viento?

         Ni tú ni yo:

pero cuando tiemblan las hojas

         es que pasa el viento

¿Quién ha visto el viento?

Ni tú ni yo:

pero cuando los árboles se inclinan

es que pasa el viento

Autor: Christina Rossetti

400_F_1688521_zlwG5yHxmkv1PNhVyHkHjuEYs7n3aO

Historia verídica

 A un señor se le caen al suelo los anteojos, que hacen un ruido terrible al chocar con las baldosas. El señor se agacha afligidísimo porque los cristales de anteojos cuestan muy caro, pero descubre con asombro que por milagro no se le han roto.

         Ahora este señor se siente profundamente agradecido y comprende que lo ocurrido vale por una advertencia amistosa, de modo que se encamina a una casa de óptica y adquiere en seguida un estuche de cuero almohadillado doble protección, a fin de curarse en salud. Una hora más tarde se le cae el estuche, y al agacharse sin mayor inquietud descubre que los anteojos se han hecho polvo. A este señor le lleva un rato comprender que los designios de la Providencia son inescrutables y que en realidad el milagro ha ocurrido ahora.

 Autor: Julio Cortázar

400_F_1688521_zlwG5yHxmkv1PNhVyHkHjuEYs7n3aO

A Marquesiña

 Chámanlle a “Marquesiña” e os seus peíños endexamais se calzaron.

Vai a fonte, depelica patacas e chámanlle a Marquesiña .

Non foi á  escola por non ter chambra que pór, e chámanlle a Marquesiña.

A súa nai é tan probe que traballa de xornaleira na casa do Marqués .

   ¡ E aínda lle chaman a Marquesiña!

 Autor: Alfonso R. Castelao

APRILIS-ABRIR-ABRIL

La etimología de abril es dudosa. Su nombre en latín era aprilis. Se ha querido relacionar con el verbo aperire ‘abrir’ a través de una supuesta forma aperilis. La explicación es que en este mes la primavera abre la tierra, las flores, etc.

Por nuestra parte queda abierto este mes con estas lecturas que os dejamos, para abrir vuestro…

       La tortuga gigante

Vivía solo en el bosque, y él mismo se cocinaba. Comía pájaros y bichos del monte, que cazaba con la escopeta, y después comía frutas. Dormía bajo los árboles, y cuando hacía mal tiempo construía en cinco minutos una ramadal con hojas de palmera, y allí pasaba sentado y fumando, muy contento en medio del bosque que bramaba con el viento y la lluvia.

La noche boca arriba. Julio Cortázar

Y salían en ciertas épocas a cazar enemigos; le llamaban la guerra florida

A mitad del largo zaguán del hotel pensó que debía ser tarde, y se apuró a salir a la calle y sacar la motocicleta del rincón donde el portero de al lado le permitía guardarla. En la joyería de la esquina vio que eran las nueve menos diez; llegaría con tiempo sobrado donde iba. El sol se filtraba entre los altos edificios del centro, y él -porque para sí mismo, para ir pensando, no tenía nombre- montó en la máquina saboreando el paseo. La moto ronroneaba entre sus piernas, y un viento fresco le chicoteaba los pantalones…