Asunto ruidoso: Un matrimonio sin hombre

 

Marcela y Elisa

Marcela y Elisa

Romance “Boda sin hombre”

Si me prestan atención

Les explicaré una historia

Que ha pasado en la Coruña

Y ha de quedar en memoria.

Un día del mes de Abril

Con mucha facilidad,

Se ha presentado en la Iglesia

Un joven muy especial

(…)

El Regional, 30 de xullo e 2 de agosto de 1901

 

Marcela y Elisa en la prensa:

Daniel Bascuñana Charfole: “ Por Marcela y Elisa. Un informe”

…En resumen, como ese…frecuentísimo delito carece de cuantía procesal en las leyes vigentes, la penalidad que merecen esas desgraciadas mujeres, quedará seguramente reducida  al de una falta leve sirviéndoles de abono la encarcelación sufrida, y como resto de la pena la vergüenza pública que están sufriendo y de la que no se les indultará en mucho tiempo a esas pobres impulsivas, victimas de un convencionalismo social que más temibles enfermedades y trastornos públicos y privados ocasiona .

La Patria, 25 agosto de 1901

Emilia Pardo Bazán.” Sobre Ascuas”

¡ Cuanto siento que sea tan escabrosa la inaudita novela que estos días se ha divulgado en la prensa y que tiene por escenario de sus más sorprendentes capítulos mi pueblo natal! Si no mediase la dificultad que crea la índole del asunto- dificultad casi insuperable cuando se escribe para una publicación que a de penetrar en las familias, aunque también penetran los periódicos diarios, y a fe que no se andan con melindres ni se muerden la lengua-, pocos relatos serían más interesantes que el relato circunstanciado de este caso peregrino,…

La destreza y resolución con que urdió la maraña para soltar, por decirlo así, la personalidad femenina, y adquirir legalmente la condición viril, revelan inteligencia nada común y son materia de asombro para el novelista que apenas acertaría a idear enredo semejante.

La Ilustración Artística, 8 de xullo de 1901

Las bodas sáficas o las casadas de La Coruña

Mal vienen esas pudibundeces de la gran prensa cuando se trata de delitos noticiables cometidos por el clero o por el monaquismo, con esta frescura en propagar hasta las más mínimas circunstancias de dicha vergüenza  espantosa  perpetrada en la Coruña. Hubieranla realizado monjas o flaminios, y no dijera la prensa una palabra.

El País, 5 de xullo de 1901

El fomento del escándalo

En un suceso reciente se mandó procesar por escándalo a los protagonistas del mismo, siendo así que el escándalo ha sido promovido por unos periódicos que dieron conocimiento del hecho con rebuscamiento informativo que toda conciencia honrada debe rechazar.
Tales periódicos pues, promovedores del escándalo, deberían asimismo ser procesados para ser corregida de algún modo su imprudente indiscreción con la que no hicieron cosa de más valer y sustancia que fomentar el escándalo

Revista Gallega, 7 de Xullo de 1901

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estos fragmentos de prensa están extraídos del libro “Elisa e Marcela : alén dos homes” de Narciso de Gabriel disponible en las Bibliotecas Municipales de A Coruña y bajo el lema #leconorgullo este año nuestra wiki con nuevos títulos sobre esta temática sigue aumentando.

As Municipais Entenden

Catálogo

Anuncios

Orgullo y literatura

Chavela Vargas.

Lesbiana mal que les pese, “Era una yegua sin potrero. Era indomable. La gente me amaba y me odiaba al mismo tiempo. Les asustaba”.

Insultantemente libre, como un espíritu indomable y con el alma tan quebrada como su voz, Chavela Vargas ha vivido a corazón abierto, con la arrogancia y el coraje que el destino sólo reserva a los sublimes. Un modelo de autenticidad y coherencia que ha atravesado una existencia apurada hasta el límite…

“Nunca estuve ni dentro ni fuera del closet. Simplemente estuve donde tenía que estar, en mi lugar: en la calle delante de todo el mundo, muy libre y muy a gusto. Y si volviera a nacer seria de nuevo Chavela Vargas”

Chavela Vargas a Federico García Lorca; ¿Qué hicieron con tu muerte?

En los años
de mi soledad,
desde pequeña,
un clavel reventó.
Abrió la brecha
para llegar del cielo
una estrella,
que se llama
Federico García Lorca.
Extiende la mano
y enseñame algo de tu vida
y de tu muerte,
que nadie sabe
qué hicieron con ella. 

 Federico García Lorca.

La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón.

[¿Calle?]

Negro. (Viene desde lejos.)

¡Vendo cuentos! ¡Vendo cuentos! ¡Les voy a contar un cuento!…

Había una vez…, había una vez un zapatero pobre, muy pobre,

¡requetepobre!

Zapatero (Cantando.)

Zapatero, tero, tero,

¡clava la lezna en el agujero!

Negro.

Vivía frente al palacio de un Príncipe rico, muy rico, ¡requeterrico!

Señor Príncipe, ¿quiere usted salir? ¡Estamos en las presentaciones!

(Se escuchan tres golpes)

Paje

Su Majestad el Príncipe os ruega que lo perdonéis, pero no puede salir porque está haciendo pipí.

  Állvaro Pombo.

Contranatura.

QuŽé te pasa? -preguntó— Dur‡án- No te gusto?
Salazar trag—ó saliva:
Me gustas mucho -contestó. No séŽ qué me pasa.
Y era verdad que en aquel momento de turbació—n, que era a la vez delicioso, no sab’a bien quéŽ le pasaba. Salazar
estaba sentado en el sofá junto a la chimenea, que habí’an
encendido, y Durá‡n se arrodilló— frente a éŽl y le acarici—ó las
piernas y el pene. Salazar conservaba todav’ía la camisa. Se
sent’ía sudoroso, se sent’ía incompetente, se sentí’a cohibido.

LGTB en la literatura infantil.

Rey y Rey. Linda de Haan y Stern Nijland.

 

Titiritesa. Xerardo Quintiá

Javier y el príncipe del mar. Nimphie Knox.