Sabor isleño

Este verano, os proponemos viajar por las páginas de un libro con sabor isleño. Elige un destino y pasea por sus calles, conoce su historia, sus gentes y sus costumbres. Porque leer es otra forma de imaginar, viajar, sentir y disfrutar. 

Los trazos de la canción / Bruce Chatwin – Australia

En Alice Springs-una cuadrícula de calles abrasadoras donde los hombres de largos calcetines blancos no paraban de montar en los Land Cruisers y desmontar de ellos -conocí a un ruso que estaba realizando una exploración cartográfica de los lugares sagrados de los aborígenes. Se llamaba Arkadi Volchok. Era ciudadano australiano. Tenía treinta y tres años.   

Ancho mar de los Sargazos / Jean Rhys – Caribe

Dicen que cuando se presenta un peligro hay que cerrar filas, y eso  hicieron los blancos. Pero nosotros no estábamos en sus filas.las damas jamaicanas nunca aceptaron a mi madre, “porque es tan hermosa como la propia hermosura” decía Christophine.

Era la segunda mujer de mi padre, demasiado joven para él a ojos de todo el mundo y, peor todavía, una muchacha de Martinica …

Encuentro en Capri : diario italiano de Gorki / Marcello Duarte Mathias – Capri

Fueron bajando hacia el puerto por la sucesión de escaleritas que se abrían camino, en zigzag por entre las casas de pescadores hasta abajo a la dársena. Era el final de la mañana y el sol iba alto. Un velero circundaba la isla. Algunos hombres jugaban a las cartas en el umbral de las casas, o charlaban en las esquinas; otros, los pantalones remangados…

Las lágrimas de San Lorenzo / Julio Llamazares – Ibiza

El verano empezaba cuando llegaban los veraneantes. No el 21 de junio, que es cuando dice el horóscopo, ni siquiera la noche de San Juan, la más corta y misteriosa del solsticio, cuando la gente se sanjuanea sumergiéndose en la aguas de los ríos y las fuentes, prendiendo y saltando hogueras o buscando al amanecer el trébol de cuatro hojas…  

La canción de los maoríes//Sarah lark – Nueva Zelanda 

-¿Usted es la señora o’Keefe?

William Martyn miraba perplejo a la pelirroja y grácil muchacha que lo había atendido en la recepción del hotel. Los hombres del campamento de buscadores de oro le habían descrito a Helen O’Keefe como una señora mayor, una especie de dragón hembra de esos que, con el paso de los años, vomita fuego. Se decía que en el hotel de la señorita Helen…     

La dependienta, Sayaka Murata  Japón

Las Konbini están llenas de sonidos. La campanilla que suena cuando entra un cliente o la voz del cantante de moda que anuncia u nuevo producto por megafonía. Las voces de los dependientes que saludan a los clientes, el escáner del código de barras. las cestas de la compra que se llenan…

La fiesta del Chivo / Mario Vargas Llosa – República Dominicana

Urania. No le habían hecho un favor sus padres; su nombre daba la idea de un planeta, de un mineral, de todo, salvo de una mujer espigada y de rasgos finos, tez bruñida y grandes ojos oscuros. algo triste, que le devolvía el espejo. ¡Urania! Vaya ocurrencia. Finalmente ya nadie la llamaba así, sino…

Agua por todas partes / Leonardo Padura – Cuba 

Con insistente frecuencia periodística de diversas partes del mundo me preguntaron sobre las razones de mi decisión de permanecer escribiendo y viviendo en Cuba. ¿ Qué tiene o no tiene  Cuba para que resulte tan importante preguntarle a un escritor los motivos por los cuales vive en su país?

Dublineses / James Joyce – Irlanda

No había esperanza esta vez: era la tercera embolia. Noche tras noche pasaba yo por la casa (eran las vacaciones ) y estudiaba el alumbrado cuadro de la ventana: y noche tras noche lo veía iluminado del mismo modo débil y parejo. Si hubiera muerto, pensaba yo, vería el reflejo de las velas en las oscuras persianas…

Breve historia de siete asesinatos / Marlon James – Jamaica

Sé que tenía catorce años. Eso lo sé. También sé que hay mucha gente que raja demasiado, sobre to el americano, que no se calla nunca, el men se parte de la risa cada vez que habla de ti, y es extraño que diga tu nombre al lao del de otra gente de la que no tenemos ni idea, como Allende Lumumba, que parece el nombre del país de Kunta Kinte. 

Además, en la Biblioteca Fórum tenemos una muestra bibliográfica “Le, viaxa, sóña… e Verás que Verán en la que encontraréis lecturas, cine y música que os harán viajar a distintos lugares, sin necesidad de hacer la maleta.

Escucha nuestra lista de Spotify y disfruta del verano viajando entre lecturas