El verano

El verano tiene esa luz que hace brillar con más intensidad los colores y  con el  olor que desprende hace que las historias que se desarrollan en esta época permanezcan en nuestro recuerdo con más intensidad.


“Un verano en la luna”
de Antonio Muñoz Molina

descarga

…Inmune al desaliento, a la ignorancia, al desdén , anoté en un diario la fecha  de la culminación de la aventura: 19 de juliode 1969. Los periódicos aseguraban que había sido un día tan memorable como el descubrimiento de América.” ¡Que pequeño paso para un hombre!, declamaba mi vecino, que se había aprendido de memoria la oportuna frase histórica pronunciada por el astronauta Armstrong juso unos segudos antes de pisar ingrávitamente  el suelo de la Luna “¡pero qué  gran paso para la humanidad!”…

 

“El último verano”  de  Bernhard Schlink

Maquetaci—n 1…También ese verano le llegó una invitación para ir a Nueva York.   Sacó el sobre del buzón y lo abrió camino del banco en el que solía leer el correo por las mañanas. La Universidad  de Nueva York, a la que estaba ligado desde hacía veinticinco años , le invitaba a organizar un seminario en primavera.

      El banco estaba junto al lago, en una zona del terreno que quedaba separada del resto de la finca y de la casa por una carreterita

 

“Los niños de las raíces” de Sibylle Von Olfers 

978-84-89825-05-xCuando llega el invierno los niños de las raíces duermen acurrucados bajo las cepas de los árboles. La Madre Tierra los acoge y los protege mientras duermen esperando la llegada de la primavera, con el buen tiempo ella los prepara para salir y disfrutar de la gran fiesta del verano, pero cuando el viento del otoño empiece a soplar los acogerá de nuevo.

Podéis consultar más libros de estos autores en nuestro catálogo y llevarlos en préstamo.

Catálogo

Recomendaciones para las vacaciones

Después del ofertón os hemos preparado unas lecturas muy fresquitas, con sal y pimienta, que como sabéis es un remedio natural para evitar la deshidratación en un golpe de calor, y así cuando el calor apriete tendréis que buscar un sitio con sombrita donde corra el aire.

Acompañaros de:

  • una copa para llenarla con lo que más os guste,
  • un sano zumo,
  • un sabroso helado,
  • un exótico cóctel,
  • etc
  • y dejar que  nuestras lecturas os  hagan alcanzar  el ansiado equilibrio térmico.

    El amante desdichado de Alberto Moravia.

    Era una muchacha joven y de buena planta, con espléndidos ca­bellos rubios y una cara parecida al hocico de un lechón. Ella lo saludó y Sandro le devolvió el saludo. Ella le preguntó si iba a la playa y Sandro le contestó que a veces iba; luego volvió a entrar en su cuarto. Desde ese día no pudo salir ni un momento a la terraza sin que de inmediato se abrieran las persianas de la habitación contigua y la muchacha apareciera a hablarle.

    Otras lecturas que os pueden acompañar.

    Ahora solamente  queda elegir:

    Lugares recomendados…

    FELICES VACACIONES

    Hasta Septiembre